Antipirata – sistema de protección de los buques marítimos

Egoza – protección contra piratas

En la actualidad el problema de garantizar la seguridad de los buques marítimos se ha hecho más agudo. En las noticias se informa constantemente de que los piratas somalíes se han apoderado de otro buque de tanque o de carga. El coste del buque marítimo y de la carga que se transporta es tan grande que un rescate de varios millones de dólares se ha convertido en una cosa ordinaria. En caso de apoderamiento de un buque marítimo sufre no sólo el monedero de dueño del buque o de la carga, sino se ven amenazadas la salud y la vida de la tripulación.

No existe ninguna forma efectiva para prevenir el apoderamiento de un buque marítimo por los piratas - por razones legales y por las otras es imposible colocar una guardia armada en un buque civil, la escolta de los buques de carga bajo la protección de los militares también está relacionada con grandes dificultades. Sin embargo, se debe prestar atención al hecho de que algunos buques marítimos han sido capaces de evitar ser apoderados por los piratas, y estos casos están unidos por un factor común - el alambre espinoso. En los buques que han evitado el apoderamiento por los piratas el alambre espinoso fue instalado previamente, a veces aquel alambre espinoso se alimentaba adicionalmente con la corriente eléctrica. Estas medidas simples no han permitido que los piratas suban en marcha a bordo del buque, y ellos se han visto obligados a dejar de tratar de apoderarse del buque.

El alambre espinoso ha salvado los buques y tripulaciones de los piratas - es un hecho, pero la explotación del buque marítimo con las alambradas permanentes, hechas del alambre espinoso Egoza, está asociada con ciertas dificultades. El alambre espinoso Egoza impide el embarque, desembarque y explotación diaria de un buque marítimo, además, bajo la exposición constante al agua salada y al aire húmedo del aire el alambre espinoso se oxida y se descompone rápidamente.

El sistema de protección de los buques marítimos Antipirata está diseñado especialmente para su uso a bordo. A diferencia de las alambradas hechas del alambre espinoso e instaladas de un modo artesano, el sistema Antipirata se pone en funcionamiento sólo cuando existe una amenaza de apoderamiento del buque marítimo, y en la posición de transporte no ocupa mucho espacio, presentando las series de rollos planos y cubiertos que se encuentran a lo largo del lado interno del bordo del buque. En caso de una amenaza de poderamiento por piratas, el sistema Antipirata se pone en posición de funcionamiento unos minutos antes de operarlo, con la ayuda de los dispositivos especiales de tensión, formando una continua barrera espiral de seguridad a lo largo del lado exterior del borde la nave.

Gracias a su diseño bien pensado, el sistema Antipirata no impide explotación de un buque marítimo en la vida cotidiana, y al mismo tiempo lo protege en los casos de intentos de su apoderamiento por los piratas, y su almacenamiento en envoltura permite extender el plazo del servicio del alambre espinoso en las decenas de veces incluso en las condiciones del clima marítimo. Y, además, el costo del equipamiento del buque marítimo con el sistema Antipirata no se compara nada incluso con el rescate mínimo a los piratas.

•  Artículos